miércoles, 15 de junio de 2011

Atracción

La atracción se da sobre muchas cosas: musica, deportes... Pero mucha gente asocia la palabra a aquello que se siente por alguien sin llegar a ser amor.
Pueden ser diversas cosas las que te atraigan de una persona. Su físico, sus virtudes, su manera de ser... Muchas cosas.
Yo, personalmente, me he llegado a sentir atraído por varias chicas. No solía pasar de ser una simple atracción, y por mi timidez, no llegué a decir nunca nada a esas chicas.
Así, la atracción, tal como vino, se fue.
Sin embargo, puede llegar a darse lo contrario, que la atracción llegue a ser amor si se llegan a dar unas condiciones buenas.
Todos se han sentido atraídos alguna vez por alguien, y quien diga que no... Si no está mintiendo, la verdad es que es algo raro...
La atracción se suele confundir con el amor, cuando no son lo mismo: el amor es algo más fuerte, una sensación más fuerte que te lleva a más. Se confunde por aquello de que te acaba llevando a lo de siempre, los momentos de seducción, pasión, y... sí, todo eso que nos estamos imaginando.
La atracción, si se controla en cierta manera, puede darte buenos momentos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario