domingo, 31 de enero de 2016

El día que Dios se disfrazó de Michael Jordan


Una de las actuaciones más memorables de la historia del baloncesto fue aquel día en que Michael Jordan marcó un record de 63 puntos anotados por él mismo en un solo partido de playoffs. Es la mayor cantidad de puntos que ha llegado a anotar un jugador en un partido de playoffs de la NBA, record que sigue sin ser batido desde 1986.

En la campaña 1985-86, la segunda de Michael Jordan en la NBA, los Bulls se habían clasificado a duras penas para los playoffs, ya que Jordan apenas había podido jugar 18 partidos debido a una lesión larga en un pie. De hecho, de los 82 partidos que cada equipo debe jugar, alcanzaron a ganar únicamente 30 (el segundo peor record de victorias con el que un equipo ha conseguido entrar en playoffs), con lo que Chicago era el octavo (y último) clasificado para las eliminatorias, en las que jugarían contra los Boston Celtics, que venían de ganar 67 partidos en liga regular y perder sólo un partido de los 41 que jugaron como locales en el mítico Boston Garden.

La eliminatoria fue un "barrido" de los Celtics por 3 victorias a 0, pero Chicago pudo al menos haber sido eliminado con una victoria, y además en el Boston Garden. ¿La razón? Jordan.

Tras recuperarse de una larga lesión en un pie, Jordan llegó, vio y casi venció en el segundo partido (el primero se saldó con victoria de los Celtics): Jordan tiraba, tiraba y tiraba y además anotaba, y en el partido los Celtics prácticamente centraron su defensa sobre él, pero no evitaron que forzara una prórroga que dejaba el partido aún más igualado de lo que estaba.

Aún llegaron a forzar una segunda prórroga (del total de 58 minutos, Jordan jugó 53 minutos (su compañero Orlando Woolridge y Larry Bird aún jugaron más minutos, 54 y 56 respectivamente)), pero los Bulls murieron en la orilla: Boston Celtics ganó el partido por un resultado de 135-131.

A pesar de que no fue el record personal de puntos ni de Jordan (en liga regular tuvo un partido de 69 puntos) ni de la liga (Wilt Chamberlain hizo 100 una vez), sí que lo es de los playoffs. Larry Bird, tras el partido, dijo a la prensa que "Dios se ha disfrazado esta noche de Michael Jordan".

A continuación pongo por aquí la hoja de estadísticas del partido. Aparte de la actuación de Jordan, a destacar por parte de los Celtics los 27 puntos y 15 rebotes de Kevin McHale, los 36 puntos, 12 rebotes y 8 asistencias de Larry Bird, los 13 puntos y 9 rebotes de Robert Parish, y los 10 puntos y 15 rebotes de Bill Walton; y por parte de los Bulls los 24 puntos y 9 rebotes de Orlando Woolridge y los 10 puntos y 14 rebotes de Charles Oakley.


Fuentes: es.wikipedia.org, baloncesto.as.com, nba.com

domingo, 24 de enero de 2016

Los 5 peores récords de victorias en la NBA

Hoy quiero hacer un artículo recopilando los 10 peores récords de victorias de equipos NBA. Pondré el récord y su equipo correspondiente, además de la temporada en la que lo "lograron". Aclarar que no cuentan ni la temporada 1998-99 ni la 2011-12 al producirse en ellas un cierre patronal que provocó que no pudiese celebrar los 82 partidos de los que consta una temporada completa.

5. Los Angeles Clippers. 12-70 (1986-87). Los Clippers nunca han sido un equipo ganador, al contrario, pero en esa temporada tocaron fondo de verdad.

4. New Jersey Nets. 12-70 (2009-10). Los Nets empezaron la campaña con una horrorosa racha de 18 derrotas seguidas, y consiguieron finalmente no batir el récord de derrotas totales.

3. Dallas Mavericks. 11-71 (1992-93). Los Mavericks fueron un auténtico polvorín en los 90. Esta temporada, que vio como iban con 4 victorias y 50 derrotas, así lo prueba.

2. Denver Nuggets. 11-71 (1997-98). Igualaron el récord que había vigente de 23 derrotas seguidas en una temporada. Además, el desastre de esa temporada se vio explicado en que su máxima figura en aquel momento era el ¡novato! Bobby Jackson.

1. Philadelphia 76ers. 9-73 (1972-73). El auténtico récord del horror. Una plantilla sin calidad y que fue entrenada por varios entrenadores a lo largo de la campaña.

Fuentes: 305block.com, basketball-reference.com

martes, 19 de enero de 2016

El juicio a Judas Priest

Uno de los sucesos más polémicos del mundo de la música es el que involucró a Judas Priest y su versión del tema "Better by you, better than me". Ya traté el tema en este artículo, pero quiero tocarlo más a fondo en esta ocasión.

En 1978, Judas Priest publicaron el disco "Stained Class", en cuyo tracklist incluyeron "Better by you, better than me", que era una versión de la canción original del grupo Spooky Tooth publicada en 1969.

Lo que podría ser el lanzamiento de un disco en la carrera de un grupo legendario del rock, se acabó convirtiendo en una especie de pesadilla para el grupo, debido a que involucraron la canción con un suceso mortal de dos chicos.

En 1985, Raymond Belknap y James Vance, dos jóvenes residentes en Reno (Nevada, EE.UU.) pasaron la tarde del 23 de diciembre tomando alcohol y fumando marihuana mientras escuchaban el disco "Stained Class". Llegado cierto momento, cogieron una escopeta y se dispararon cada uno a sí mismo en la cabeza.

Belknap murió al instante, pero Vance no, ya que su disparo le desfiguró la cara sin llegar a fallecer. Murió en 1988 debido a complicaciones qe le provocaron los medicamentos que tomaba para tratarse de los dolores de su cara.

Sin embargo, Vance llegó a dejar constancia por escrito de lo siguiente: "Creo que el alcohol y la música heavy metal, como Judas Priest, nos impulsó, o incluso nos ‘hipnotizó’, para creer que "la respuesta a la vida era la muerte"". También citó varias de las letras de las canciones del disco, como por ejemplo un par de versos de "Heroes end", que dicen lo siguiente: "Why do you have to die to be a hero? / It’s a shame a legend big as the would sin".

Los familiares de los chicos, mediante el abogado Ken McKenna, decidieron demandar al grupo y a su productora, la CBS por dichos versos, pero se desestimó dicha demanda ya que la Primera Enmienda de la Constitución de Estados Unidos alude a la libertad de expresión.

La demanda no quedó ahí, y apretaron los tornillos llevando en 1990 a juicio al grupo: declararon que en la versión de "Better by you, better than me" se podía oír la frase "Do it", que fue la que incitó a los dos chicos a dispararse. Sin embargo, no era tal esa frase, y Rob Halford, el vocalista, dijo que lo que habían entendido como "Do it" era una técnica de respiración profunda para personalizar su interpretación del tema, que como ya dije al principio, no era original de Judas Priest, sino una versión del tema de Spooky Tooth, que hicieron, en palabras del propio Halford, para tener una canción que pudiese sonar en la radio.

Y aún pusieron más empeño en la demanda, ya que dijeron que si se escuchaba el disco al revés, se podían oír mensajes subliminales como "Fuck the Lord, fuck all of you" (en "White head, red hot"), "Sing my evil spirit" (en "Stained class") o "Try suicide" (en "Beyond the realms of death").

Respecto a estos mensajes subliminales, los guitarristas declararon que también se podía escuchar si se ponía el disco al revés "Hey, ma, my chair’s broken" y "Give me a peppermint", mensajes sin ningún problema aparante.



Tras 17 meses de juicio en los que algunos miembros de la banda testificaron en su defensa y se incluyó a más de 40 testigos, el juez dictaminó que aunque se escuchaba la frase "Do it" en la versión de Spooky Tooth, no encontraba ningún motivo por el que las canciones hubieran inducido al suicidio a los dos finados, y además ya había constancia de que habían tenido problemas psicológicos (Belknap ya había intentado el suicidio en otras ocasiones), problemas con las drogas y en la escuela, y habían llegado a delinquir.

Tras el juicio (multaron a la discográfica con 40000 dólares por no haber colaborado demasiado durante la celebración del mismo), en el grupo se comentó que si hubieran querido incluir mensajes subliminales en las canciones, los mensajes hubieran tratado de convencer a las oyentes de que compraran sus discos, y no influenciarles para suicidarse.



Fuentes: efeeme.com, elpais.com

lunes, 4 de enero de 2016

Ace of spades - Motorhead

Ante la muerte reciente de Lemmy, hoy quiero dedicar el artículo de hoy a la que es probablemente la canción más conocida de Motorhead, "Ace of spades".

"Ace of spades" es el primer tema del cuarto disco de Motorhead (publicado en 1980), que lleva el mismo nombre por título.

Es considerada una de las mejores canciones heavy metal de la historia, por mucha gente y por medios tan dispares como por ejemplo el canal musical VH1 o la revista GQ.

También podemos destacar que ha sido versionada por grupos como Metallica, Crowbar o Sodom, y que ha aparecido en videojuegos, como Rock Band o Guitar Hero.



Fuente: es.wikipedia.org

viernes, 1 de enero de 2016

Feliz año nuevo 2016

Desde Smooth Criminal, les mando un mensaje de feliz año nuevo 2016 a todos aquellos visitantes del blog. Feliz año 2016.