miércoles, 18 de julio de 2012

El asesinato de Phil Hartman

Allá por septiembre del año pasado, hice un artículo sobre la carrera profesional de Phil Hartman. Hoy el artículo tiene que ver con otro aspecto diferente del actor canadiense: su asesinato.
Todo ocurrió en 1998, concretamente el 28 de mayo. Phil Hartman, por aquel entonces, estaba casado con Brynn Hartman (anteriormente, se llamaba Vickie Omdahl). Hay que decir, por cierto, que no era el primer matrimonio de Phil, pero tampoco vamos a entrar en más detalles en ese aspecto.
Con Brynn, parecía que Phil había encontrado la estabilidad, pues había llegado a tener dos hijos, y existía la impresión de que eran una pareja modélica. Sin embargo, la cosa no era tan bonita como parecía...
Phil y Brynn solían discutir a menudo, y además, hay unir el hecho de que a Brynn le corroía que Phil tuviese una gran fama (recuerden que fue el cómico que más tiempo pasó en "Saturday Night Live", doblaba personajes de Los Simpson, y aparecía en películas al lado de gente como Arnold Schwarzennegger) mientras ella no conseguía nada (sólo le daban pequeños papeles, y pocos, a pesar de los esfuerzos del propio Phil para que Brynn consiguiese papeles importantes).
Además, Brynn era adicta a los medicamentos y a la cocaína: este hecho, junto al que he dicho en el párrafo anterior, provocaba que ella y Phil discutieran a menudo.
El 28 de mayo de 1998, Brynn salió a cenar con una amiga a un restaurante, y volvió a su casa sobre las 2 o las 3 de la madrugada, con claras muestras de haberse emborrachado y haber consumido cocaína. Al llegar, tuvo una discusión con Phil, el cual, tras dicha discusión (en la que este buen hombre le comentó a Brynn que iba a divorciarse de ella), se fue a dormir.
Poco tiempo después, esa misma noche, Brynn cogió un revólver y disparó a Phil, que estaba dormido, tres veces. Los disparos fueron potencialmente fatales: mataron a Phil inmediatamente.
Tras los disparos, Brynn fue a casa de su amigo Ron Douglas. Una vez allí, le confesó el asesinato de Phil. Sin embargo, Ron no le creyó (imagino que por su estado de embriaguez).
Brynn llegó a quedarse dormida durante tres horas en la casa de Ron Douglas (en ese espacio de tiempo, el señor Douglas cogió el revólver con el que Brynn había asesinado a Phil (sí, se lo llevó a la casa de este hombre) y lo guardó a buen recaudo.
Cuando Brynn se despertó, accedió a volver a su casa acompañado de Ron, el cual vio la terrible escena del crimen cometido horas antes. Inmediatamente, Douglas llamó a la policía.
Cuando llego la policía a casa de los Hartman, Brynn se encerró en su cuarto, mientras recogían el arma que Ron Douglas había guardado, a la vez que sacaban a los niños de la familia Hartman de la casa (para evitar que vieran nada de lo que estaba pasando).
La policía trató de que Brynn saliese de su cuarto, pero no fue posible: ella sacó otro arma y se suicidó disparándose en la cabeza.
Cuando los cadáveres del matrimonio Hartman fueron llevados a hacerles las correspondientes autopsias, descubrieron que en la sangre de Brynn, además de una gran cantidad de alcohol y cocaína, había restos de un medicamento llamado Zoloft, un antidepresivo que, al parecer, fue el detonante de las acciones de esta mujer.
Para todo el mundo, la muerte de Phil y de Brynn fue una autentica sorpresa (aunque nadie desea ni espera que sucedan estas cosas), porque sus problemas y discusiones no habían salido a la luz, nadie sabía que pasaban por un mal momento.
Phil y Brynn fueron incinerados: si bien en las webs que he consultado, se dice que las cenizas de los dos fueron arrojadas en la bahía de Isla Catalina, existen fuentes que muestran que las cenizas están enterradas en un cementerio de Minnesota.

Fuentes: documental "Los 20 asesinatos mas terribles de Hollywood", es.wikipedia.org, www.findadeath.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada